€ 8.900


JAGUAR XJ6 4.2 SOVEREIGN. VEHICULO ESPAÑOL. SOLO 2 PROPIETARIOS. ESTADO FABULOSO. El 28 de marzo de 1979 se presentó a la prensa especializada la Serie III (1979-1992), que tras la intervención de Pininfarina incorporaba una calandra más pequeña de listones verticales, unos parachoques protegidos con topes de goma y guarnecidos interiores renovados. La designación Sovereign se reservaba para los modelos con mayor nivel de equipamiento, con seis cilindros y un generoso cubicaje (4.235 centímetros cúbicos), prefiere rodar a regímenes medios. La potencia máxima producida, 205 caballos vapor, se logra a 5.000 rpm, y el par motor, de 320 kgm a tan sólo 1.500 rpm. La cifra se mantiene prácticamente constante hasta las 4.500 rpm, momento en el que empieza a decaer. Son motores que permitían superar holgadamente los 200 km/h, cifra más que respetable hace treinta y cinco años.El doble árbol de levas en culata, junto con un eficaz sistema de inyección L-Jetronic de Bosch-Lucas contribuyen a que el consumo se mantengan dentro de niveles razonables.


Marca: Jaguar
Modelo: JAGUAR XJ6 4.2 SOVEREIGN
Año: 1979
Kilometraje: 99.000 KM
Potencia: 205 CV
Combustible: GASOLINA
Color: BURDEOS
Cambio: Automático
Compartir en:
JAGUAR XJ6 4.2 SOVEREIGN. VEHICULO ESPAÑOL. SOLO 2 PROPIETARIOS. ESTADO FABULOSO. El 28 de marzo de 1979 se presentó a la prensa especializada la Serie III (1979-1992), que tras la intervención de Pininfarina incorporaba una calandra más pequeña de listones verticales, unos parachoques protegidos con topes de goma y guarnecidos interiores renovados. La designación Sovereign se reservaba para los modelos con mayor nivel de equipamiento, con seis cilindros y un generoso cubicaje (4.235 centímetros cúbicos), prefiere rodar a regímenes medios. La potencia máxima producida, 205 caballos vapor, se logra a 5.000 rpm, y el par motor, de 320 kgm a tan sólo 1.500 rpm. La cifra se mantiene prácticamente constante hasta las 4.500 rpm, momento en el que empieza a decaer. Son motores que permitían superar holgadamente los 200 km/h, cifra más que respetable hace treinta y cinco años.El doble árbol de levas en culata, junto con un eficaz sistema de inyección L-Jetronic de Bosch-Lucas contribuyen a que el consumo se mantengan dentro de niveles razonables.